Información Digital

Líneas de investigación

El objetivo fundamental del grupo GICID, Grupo de Investigación en Comunicación e Información Digital, es abordar los tres ejes que protagonizan el proceso comunicativo (emisores, receptores y mensajes) en los entornos digitales. El paso de la Sociedad de la Información a la Sociedad del Conocimiento está produciendo una serie de cambios sustanciales en todos los agentes y elementos de la comunicación. Las TIC y soportes móviles de comunicación permiten otro tipo de interacciones que van más allá del análisis meramente instrumental.

Desde el ámbito de la Comunicación, es fundamental investigar cómo afecta el cambio tecnológico a la construcción de mensajes, de qué modo repercute en las estructuras de los grupos de comunicación y, por supuesto, en qué medida los usuarios son o no competentes en su interacción con el medio, desde los planos cognitivo, actitudinal y axiológico.

Línea 1

Capacitación y competencias digitales de los ciudadanos en la Sociedad del Conocimiento: escenarios de aprendizaje, mediaciones, públicos y brechas.

En el escenario virtual en el que vivimos, no toda la información ayuda al desarrollo del conocimiento, ni todos los navegantes tienen la misma capacidad de filtro de mensajes o saben crearlos con criterios válidos, en el sentido de la coherencia y la responsabilidad ética.

La contaminación informativa y la sobresaturación de contenidos dificulta el acceso a mensajes que resulten adecuados desde el punto de vista sustancioso.

En esta línea, se analizan qué tipo de competencias digitales tienen los ciudadanos, más allá del mero manejo instrumental, ante todo el mapa de opciones de acceso, navegabilidad, creación e intercambio, si realmente están preparados para ello y en qué medida. Se trata de llegar a definir qué tipo de brechas (intergeneracionales, territoriales o sectoriales) se producen y mediante qué opciones de mediación pueden llegar a aproximarse.

Línea 2

Estructura de la comunicación digital e inteligencia organizacional: creadores, productores, distribuidores, tecnologías, reguladores, operadores y audiencias.

La investigación básica y aplicada del área de Comunicación está impactando cada vez más en los Estudios de Inteligencia debido al crecimiento de Internet y de las redes sociales, la aparición de políticas de transparencia y rendición de cuentas y el acrecentamiento de las guerras económicas entre las empresas y entre los Estados. En concreto, desde esta línea prestamos atención a dos aspectos, entre otros, que de un modo u otro siempre habían estado presentes como objetos de investigación.

Primero, el lugar que ocupan los procesos de comunicación en la producción y transferencia de inteligencia, tradicionalmente centrada en las operaciones de obtención y de análisis de información. Y, segundo, el estudio y la organización de operaciones de influencia y de persuasión sobre terceros, mediante acciones de comunicación corporativa, relaciones públicas y lobby. Asimismo, en esta línea también se incluye el análisis de los medios de comunicación digital y de los productos que poseen calidad informativa para ser creíbles por la audiencia, así cómo afecta la titularidad de la empresa a los fundamentos profesionales.

Línea 3

Nuevas narrativas.
Análisis de los discursos, géneros, contenidos, interacciones
e influencias en la Red.

En esta línea, se analiza la Sociedad Red, donde las tecnologías de la información y las comunicaciones permiten nuevas formas de presentar y difundir la información y dirigirse a colectivos más amplios y variados.

Se analizan también los productos para llegar e impactar en sus receptores deben usar elementos audiovisuales y multimedia, emplear más recursos gráficos, incorporar más dinamismo en la presentación del contenido, introducir mayores elementos de persuasión, difundirse mediante plataformas digitales en comunidades virtuales y adaptarse a la audiencia ofreciendo entregables personalizados.

Además, las redes sociales, los cambios en cómo se crea la opinión pública, el uso de tácticas de contrainformación y el empleo de la inteligencia artificial y de la datificación ofrecen nuevas oportunidades a las organizaciones para influir de modo encubierto o abierto sobre sus blancos.

Al mismo tiempo, se analiza la interacción del público en el proceso de comunicación, abriendo paso a la cocreación.